ERTE por coronavirus

ERTE por coronavirus en las empresas

Conozca la información del Gobierno de España en relación con ERTE por coronavirus

El Expediente de Regulación Temporal de Empleo es una solución legal prevista en el Estatuto de los Trabajadores en el artículo 47. Así mismo, este artículo expresa la suspensión del contrato o reducción de la jornada por causas económicas, técnicas, organizativas, de producción o derivadas de fuerza mayor. En este sentido, el Gobierno español informó sobre los ERTE por coronavirus a los que se pueden acoger las empresas durante la crisis sanitaria.

El empresario podrá suspender los contratos de trabajo debido a una situación económica negativa como pérdidas actuales o previstas. Así mismo, la disminución persistente del nivel de ingresos ordinarios o ventas puede ocasionar la suspensión del contrato de manera temporal. Del mismo modo, podrá ser suspendido por causa de fuerza mayor con arreglo al procedimiento establecido.

Por otro lado, se puede dar la reducción de la jornada laboral con una disminución temporal entre 10 y 70% de la jornada sobre la base diaria, semanal, mensual o anual. En este sentido, durante el período de reducción de jornada no podrán realizarse horas extraordinarias salvo fuerza mayor. En consecuencia, el Gobierno español decidió que el supuesto por el cual las empresas afectadas por coronavirus podrán acceder al ERTE es por causa de fuerza mayor.

Diferencia entre ERTE y ERE

El Expediente de Regulación de Empleo (ERE) supone el despido colectivo de trabajadores, mientras el ERTE se refiere a la suspensión del contrato o reducción de la jornada laboral. Sin embargo, las causas que posibilitan acogerse a uno o a otro son las mismas. Es decir, técnicas, organizativas, económicas, de producción o por fuerza mayor. Mientras tanto, puede conocer los subsidios por covid-19 otorgados en España.

Empresas que pueden acogerse al ERTE por coronavirus

Todas las empresas a nivel nacional pueden acreditar encontrarse en crisis debido a la alerta sanitaria por coronavirus. En este sentido, será posible que se acojan al ERTE mediante la suspensión de contrato y reducciones de jornada debido a las pérdidas de actividad por el Covid-19. Del mismo modo, los trabajadores de estas empresas tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo, aunque no cumplan con el requerimiento de cotización previa exigido.

Requisitos para iniciar un paro temporal por coronavirus

  • Para acceder al ERTE solo es necesario constatar la existencia de la fuerza mayor que obliga al mismo.
  • En este caso, es una situación especial, puesto que ya es conocida y constatada la causa, que es la crisis por coronavirus.
  • Sin embargo, el procedimiento se iniciará mediante solicitud de la empresa acompañada por un informe relativo a la vinculación de la pérdida de actividad debido al Covid-19.
  • Finalmente, la empresa debe explicar la forma en que le ha afectado la emergencia sanitaria, a través de una solicitud a la autoridad laboral, es decir, la Dirección General de Trabajo.

Especificaciones del ERTE por coronavirus

La duración máxima del ERTE no tiene ningún tiempo establecido, es decir, durará el tiempo que la emergencia sanitaria lo requiera. Del mismo modo, los trabajadores afectados tendrán suspendido el contrato laboral mientras se aplique el ERTE. En este sentido, por ser una situación excepcional el Gobierno decidió que los trabajadores tendrán derecho a la prestación contributiva por desempleo. Así mismo, sin tomarse en cuenta que no posean el período de cotización exigido en circunstancias normales. En consecuencia, los trabajadores afectados por un ERTE durante el Coronavirus podrán cobrar el paro aunque no hayan cotizado el tiempo requerido.

La empresa realizará el procedimiento y llevar a cabo la solicitud. Así mismo, la autoridad laboral debe pronunciarse en cinco días sobre la admisión del ERTE y si entra en vigor. No obstante, las circunstancias que se presentan actualmente estos plazos pueden alargarse. Finalmente, los trabajadores afectados van a obtener el 70% de su base reguladora, es decir, un mínimo de 502 euros y un máximo de 1.412 euros, según tengan hijos y la cantidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *